• Remodelación de nalgas

    En el proceso evolutivo de la Cirugía Plástica, hoy en día, podemos decir que al igual que la mama, el glúteo puede ser aumentado o disminuido. Con respecto a la forma y el volumen de los glúteos, es necesario afirmar que estos dependen mucho de la morfología de cada etnia o raza. En nuestro país, los glúteos no son especialmente prominentes, si lo comparamos a las razas africanas o centroamericanas.

    AUMENTO DE GLÚTEOS

    Hoy en día existen varias opciones, algunas obtienen resultados temporales, otras requieren intervenciones quirúrgicas.

    Inyecciones de Acido Hialurónico: Es la alternativa más sencilla, ya que no requiere quirófano. Se trata de inyectar cantidades moderadas de esta sustancia de relleno en el glúteo. La técnica obtiene resultados temporales, hay que repetir las inyecciones anualmente. El precio elevado y el aumento del glúteo sutil.

    Prótesis Glúteas: Esta opción requiere pasar por el quirófano, tiene los inconvenientes de una posible intolerancia a los implantes, un postoperatorio largo, y una pequeña cicatriz en la zona del sacro.

    Lipogluteoplastia: Esta intervención se realiza en quirófano, es una técnica inocua. Se trata de esculpir las zonas adyacentes del glúteo (michelines del dorso, espalda, zona lumbo-sacra, flancos y pistoleras) mediante una liposucción. La grasa recolectada es inyectada durante la misma intervención en los glúteos.
    Inconvenientes: se pierde entre un 60 y un 70% de la grasa injertada, por ello se debe sobre corregir.

    La lipoescultura lumbo-sacra, que provoca una ligera tracción de la masa glútea hacia arriba, fue descrita por el Dr. Chamosa.

    REDUCCIÓN DE GLÚTEOS

    Sólo es posible mediante la aspiración de la capa grasa que rodea superficialmente los músculos glúteos; se debe realizar cuidadosamente para no provocar flaccidez en la zona, por tanto existe un límite en la cantidad extraída.

    Leave a reply →
 

Layout

Color Skin