• Cirugía estética de los muslos: cara interna

    Una de las zonas del cuerpo femenino que más se deteriora con los años debido a los cambios bruscos de peso, la falta de ejercicio y el envejecimiento es la cara interna de los muslos, problema agravado cuando la acumulación de tejido adiposo es tan importante, que incluso se evidencia con el desgaste de los pantalones en estas zonas. La solución pasa por una intervención quirúrgica, que el Dr. Chamosa llevará a cabo según el estado y el tipo de piel. Las técnicas más adecuadas a cada caso son:

    PIEL ELÁSTICA, SIN ESTRÍAS Y SIN FLACCIDEZ CUTÁNEA

    Preoperatorio:
    Además de realizar un análisis de sangre y un electrocardiograma, se analiza la calidad de la piel para así diseñar la zona que va a ser tratada. Habrá que permanecer en ayunas seis horas antes de la intervención y no tomar aspirina durante los quince días previos. Es recomendable acudir al quirófano con la zona depilada y limpia.

    Intervención:
    Se realiza una liposucción de los excesos adiposos en sentido vertical, ya que la aspiración horizontal provoca irregularidades visibles en la piel. Esta técnica resulta ventajosa porque la fibrosis resultante será antigravitatoria, lo que previene el descolgamiento de la piel con el paso de los años. La intervención se realiza con cánulas de 2,5 milímetros mediante una incisión en la parte más alejada del área genital.
    Anestesia: Local con sedación intravenosa.
    Duración: Media hora aproximadamente.

    Postoperatorio:
    Es normal la aparición de edemas y posibles hematomas, que desaparecen hacia la tercera semana, tiempo durante el que se deberá llevar una faja. Aunque la operación tiene lugar en un quirófano, no es necesaria la hospitalización. La paciente puede ducharse desde el segundo día, a partir del cual se recomienda caminar.

    Resultados: Definitivos al tercer mes.
    Precio: Desde 2.000 E.

    PIEL POCO ELÁSTICA Y CON ESTRÍAS

    Preoperatorio: Se siguen las mismas indicaciones señaladas en el caso anterior.

    Intervención:
    Cuando la flaccidez o el bamboleo de la piel son evidentes, el método quirúrgico más común es la Meloplastia Crural, que consiste en despegar, tensar y estirar la piel de la cara interna del muslo. El Dr. Chamosa realiza una incisión en el pliegue inguinal que permitirá soltar los tejidos y extirpar la grasa que sobra, realizando un anclaje de la piel a estructuras musculares fijas e inamovibles como la fascia de los músculos, una película membranosa y dura que los envuelve. La ventaja de este procedimiento es que el resultado perdurará, de forma que la piel no se descuelgue en un futuro. La sutura es intradérmica y la longitud de la cicatriz depende del grado de flaccidez que se va a corregir.
    Anestesia: Se recomienda anestesia epidural.
    Duración: Dos horas aproximadamente.

    Postoperatorio:
    Además del edema, en este caso es más probable la aparición de hematomas, que desaparecerán a las tres semanas, tiempo en el que la paciente debe llevar puesta una faja especial. Es normal notar cierta tirantez, más intensa que en la intervención anterior. Además, conviene hacer reposo durante las primeras 48 horas, siendo recomendable caminar a partir del tercer día.

    Resultados: Son definitivos a partir de los tres meses.
    Precio: Aproximadamente 4.000 E.

    PROBLEMÁTICAS INTERMEDIAS

    Cuando además del exceso adiposo, la cara interna del muslo presenta flaccidez, el Dr. Chamosa recomienda combinar las dos técnicas anteriormente descritas. La grasa sobrante se eliminará mediante lipoaspiración, mientras que la falta de tono requerirá un pequeño estiramiento. La cicatriz resultante es corta y quedará situada al lado de la vuelva para ocultarla. Como en las intervenciones anteriores, es importante seguir las indicaciones preoperatorias y postoperatorias antes mencionadas.

    Leave a reply →
 

Layout

Color Skin